José María Carreras/ Diario El Faro Información

“Lo primero que tiene que hacer el Algeciras es asentarse en Segunda A”

José María CarrerasJosé María Carreras se dedica al periodismo deportivo desde hace siete años. Comenzó en la redacción del diario El Faro Información y, desde entonces, sintió que su oficio le había enganchado con el mismo poder que si de una droga se tratase. Carreras se caracteriza, como profesional, por un marcaje férreo a la actividad del Algeciras Club de Fútbol. Siempre aporta una visión moderada y huye de los extremismos. Su pasado como futbolista quizá sea decisivo a la hora de valorar que en el balompié nada es blanco ni negro.

JMS/ Algeciras, 18 de Noviembre de 2003

Pregunta: ¿Qué balance hace de la temporada del Algeciras hasta ahora?
Respuesta:
El equipo no empezó demasiado mal pero después las cosas se han torcido un poco.

P: ¿Cuál es el futuro del Algeciras CF?
R:
Mi opinión es que lo primero que tiene que hacer este club es asentarse en la categoría. Éste va a ser un trabajo de dos o tres temporadas. Desde ahí se puede empezar a crecer. Real e institucionalmente todos sabemos que al Algeciras le faltan muchas cosas todavía pero, si se logra el asentamiento ese al que he hecho referencia, se pueden tener miras más altas en los próximos años.

P: ¿Qué piensa del entrenador José Luis Montes?
R:
Es un técnico como la mayoría de los que hay hoy en día en el fútbol profesional. Yo particularmente no soy muy partidario de ese tipo de juego suyo, que se construye desde atrás y es el que predomina ahora. De todas maneras, hay que reconocer que es válido y que a Montes le ha dado buenos resultados. Pienso que está capacitado para sacar al equipo adelante. Creo que le está fallando la plantilla y hay limitación de recursos. El equipo, por ejemplo, nota mucho las ausencias de Armentano y Tevenet.

P: ¿Qué recuerdos guarda de la Liga 2002/ 03?
R:
El recuerdo se basa prácticamente en hablar de José Luis Montes. El Algeciras no hizo un fútbol bonito, pero sí muy práctico. Él demostró que, con esa filosofía, podía hacer grandes cosas. Los jugadores se entregaron al máximo y eso dio resultados positivos. Devolvió al algecirismo a uno de sus momentos de auge y eso es importantísimo.

P: ¿Cuál es la situación del periodismo deportivo en el Campo de Gibraltar?
R:
Muy buena, porque hay mucha variedad. A mayor cantidad de medios y mayor variedad, más competencia. El Algeciras genera un interés importante y es un equipo que tiene a muchos medios de comunicación interesados por lo que hace y cómo marcha. Ahora en Segunda A es nota más, pero cuando el equipo estaba en Tercera también tenía detrás más medios de lo que hay en esa categoría normalmente.

P: ¿Cómo debe ser el tono de las relaciones entre la prensa deportiva y el Algeciras?
R:
Esa misma pregunta me la he hecho a mí mismo muchas veces. Hay dos formas de afrontar este tema. O una línea profesional y estricta que informa pase lo que pase o la alternativa, que consiste en barrer para casa. Es una diatriba que se da no sólo en el mundo de la información deportiva, sino también en otros ámbitos. Yo creo que hay que intentar siempre ser lo más honrado y justo posible.

P: ¿Por qué en su caso el periodismo deportivo?
R:
A veces las cosas responden a casualidades. Hace siete años terminé mi carrera de Filología Hispánica y me quedé en paro. Había sido futbolista del Tesorillo durante quince años y conocía este mundillo del deporte y su ambiente en la comarca. Entré en El Faro poco después de abrirse este periódico y recuerdo que mi primer día de trabajo fue el siguiente al que la directiva del Algeciras cesó a Martínez Gámez como entrenador. Ocurrió en la liguilla de ascenso a Segunda B de 1997. En principio me iba a quedar para tres o seis meses, el tiempo en que tardaran en convocarse las oposiciones relacionadas con lo que yo había estudiado. Después ocurrió que el periodismo pica mucho y es una auténtica droga.

P: ¿Cómo era el Algeciras de aquellos años?
R:
Era un club que estaba intentando levantar cabeza. Tenía en su equipo a gente del pueblo que, poquito a poco, fue hacia arriba. Dio un traspié con el descenso a Tercera de 1999, el año de García Calderón. Después sufrió un verano de dimes y diretes con el Ayuntamiento que, afortunamente, se superó. Ahora lo que hay que conseguir es que el club se asiente en Segunda A y siga progresando.

José María CarrerasEl cuestionario

P: Algeciras Club de Fútbol
R:
Sentimiento rojiblanco en la grada

P: El viejo Mirador
R:
La torreta. Me duele que haya desaparecido. Me hubiera gustado que el marcador se hubiese trasladado

P: El Nuevo Mirador
R:
Un estadio del siglo XXI que se queda un poquito pequeño

P: San Martín del Tesorillo
R:
Todo. Desde las naranjas hasta entrenar a las once de la noche con las botas llenas de barro.

P: Periódico El Faro
R:
Con humildad intentamos dar a una gran ciudad lo mejor de nosotros mismos

P: El futuro rojiblanco
R:
Pasa por esta temporada. Si no se desciende, se podrá seguir creciendo.