Fuengirola CF vs Algeciras CFUna de pasquines

La historia casi centenaria del Algeciras CF está repleta de detalles que, pareciendo secundarios, resultan más que curiosos. Traemos a Trozos de historia una curiosa forma de difundir los partidos del equipo albirrojo en la Algeciras de la década de los sesenta. Los pasquines con los datos de los encuentros que se avecinaban se hicieron habituales en esta época.

En el de color rosado podemos ver un Algeciras-Fuengirola disputado en el viejo El Mirador a las seis de la tarde del domingo 25 de agosto de 1968. Es de suponer que el choque se jugó en plena pretemporada de la Liga 1968/ 69, en la que el conjunto rojiblanco militó en el Grupo VII de la Tercera División. A buen seguro jugadores y aficionados pasaron unas horas tórridas en el antiguo recinto algecirista.

En el pasquín de color verde estamos ya en plena competición. A las cuatro y media de la tarde del domingo 20 de octubre del mismo año, 1968, iban a jugar Algeciras CF y Balón de Cádiz, todo un derby entre los albirrojos y un bloque histórico de la ciudad del Carranza. Ambos pasquines, donados a www.algeciristas.com por Carlos Villanueva, estaban patrocinados por el Sistema CYF, una forma de compras novedosa y cuya oficina de atención al público estuvo en el Paseo Marítimo (hoy avenida Virgen del Carmen), número 35. El Algeciras CF de esta época venía de concluir uno de los ciclos más célebres y recordados de su historia: el estreno en Segunda división y su estancia en ella durante varias temporadas consecutivas, tras el mítico ascenso de junio de 1963. En estas décadas no había A y B para distinguir las categorías de plata y bronce porque, simplemente, existían Primera, Segunda y Tercera. Por lo tanto, la Tercera era muy fuerte y competitiva y abandonarla hacia cotas mayores resultaba muy complicado. El Algeciras, por ejemplo, no pudo volver a hacerlo hasta 1978 de la mano de Andrés Mateo y bajo la presidencia de los hermanos Modesto y José Rodríguez Vázquez.


Esta foto puede ampliarse.Mateo y Zarra, dos estrellas en El Mirador

He aquí una de las fotos históricas para el balompié algecireño. En ella aparecen el mítico algecirista Andrés Mateo y el delantero vasco Telmo Zarraonaindía “Zarra”. La imagen fue tomada el 16 de Junio de 1954. Una fecha de apertura de sueños pues en ella se inauguró el estadio municipal El Mirador, construido sobre un solar junto a la recordada playa de Los Ladrillos.

El Mirador fue desde entonces el lugar de referencia para el algecirismo. En él ha jugado nuestro equipo sus partidos entre las temporadas 1954/ 55 y 1998/ 99, toda una vida. El partido oficial de inauguración fue un Selección Andaluza-Athletic Club de Bilbao. En el combinado regional había tres algecireños: Pepe Tapia (que marcó el primer gol en la historia del estadio), Manuel Marín Grandi “Periquito” (el goleador del ascenso frente al Atlético Baleares de la 1962/ 63) y Manuel Infante, un magnífico portero que en este choque no fue titular.

Zarra, por su parte, era a estas alturas toda una figura para el Athletic de Bilbao y el balompié español. Hacía entonces cuatro años que había marcado el gol más célebre en la historia de la selección nacional. Ocurrió en el Mundial de 1950 en Brasil. Zarra anotó el tanto frente a Inglaterra que dio a España el tercer puesto en la clasificación final del campeonato.


Pepe TapiaPepe Tapia, un cañonero en su máximo apogeo

Esta imagen pertenece a la Liga 1961/ 62. El Algeciras Club de Fútbol quedó campeón del Grupo XI de Tercera. El cañonero albirrojo José Fajardo Tapia, Pepe Tapia, vivía una de sus etapas más brillantes como hombre-gol. El delantero fue el máximo anotador rojiblanco en este ejercicio, con 24 tantos, aunque seguido de cerca por el madrileño Frutos, que marcó 22. El Algeciras intentó en esta campaña, sin éxito, ascender a la Segunda división por primera vez en su historia. El Constancia de Inca se lo impidió en la promoción. El logro quedaría reservado para el campeonato siguiente, 1962/ 63. La foto de un joven Tapia que acompaña a estas palabras se encuentra en el librito que elaboró la entidad para repartirlo entre la afición en aquella temporada. El ex directivo algecirista Juan Hidalgo Toro, un ejemplo de amor y trabajo por los colores albirrojos, donó uno de estos ejemplares a www.algeciristas.com


Miguel GallegoMiguel Gallego, referente albirrojo

Esta simpática imagen de Miguel Gallego a hombros en el viejo El Mirador tiene múltiples lecturas. La primera, la de un gran futbolista con un carácter pleno de humildad que se sorprende, despojado de su elástica, ante la algarabía de jóvenes aficionados que lo homenajean. Es el año 1978 pero -vueltas que da el fútbol- en 1983 se repetiría prácticamente la misma escena. El Algeciras acaba de vencer 2-0 al Gerona y ha certificado su ascenso a Segunda A. El mítico recinto deportivo algecirista vive un llenazo impresionante, como llega a apreciarse en esta fotografía. También pueden observarse seguidores en los balcones de los pisos de la barriada de El Arroz, algo frecuente en las mejores temporadas del equipo. El jugador, que tendría ocasión de vivir ambos momentos históricos para la entidad vistiendo la camiseta del Algeciras Club de Fútbol, permanece pese a su modestia en el recuerdo de la hinchada.


PEÑA ALGECIRISTA ¿PARA CUÁNDO EL REGRESO?Peña Algecirista

Aficionados del Algeciras Club de Fútbol fundaron a mediados de la década de los ochenta la Peña Algecirista. Su primer presidente fue Felipe Mediavilla, años después concejal de Deportes con el Partido Andalucista. La peña ocupaba un amplio local en los bajos del edificio Cortijo Los Gálvez, en la confluencia de las calles Cánovas del Castillo (Real) y José Antonio. También tenía entrada por la calle Muro. Nació con la intención de dotar a nuestro club y su hinchada de un referente de actividades culturales en rojo y blanco de las que nunca han estado precisamente sobrados. Este puntal del algecirismo colgaba de las paredes de su sede recuerdos entrañables de la historia del equipo rojiblanco, entre los que es posible destacar carteles del primer ascenso del Algeciras a Segunda, en 1963, o fotos y páginas de prensa memorables que constituían un mini-museo rebosante de cariño por la entidad.

La peña homenajeó a los héroes de aquel ascenso en la tarde del 18 de Junio de 1995, en la que el Algeciras ascendió al grupo X de Tercera división desde el gaditano de la Regional Preferente. Los veteranos almorzaron en la sede y se marcharon después andando al viejo El Mirador. Esta entidad tuvo una buena cocina con precios económicos, regentada por Gaspar Buceta, un histórico del algecirismo. La Peña Algecirista cerró sus puertas a mediados de la década de los noventa. En la foto, un acto de los muchos que llevó a cabo. De izquierda a derecha, el cura Antonio Peña (párroco de San Antonio y capellán del Algeciras C.F); Cristóbal Delgado (Cronista Oficial de la ciudad); Felipe Mediavilla (Presidente de la peña); Ernesto Delgado, alcalde socialista de Algeciras entre 1983 y 1991, y Manuel Ortega, antiguo presidente del club.

¿Para cuándo otro referente similar?


Calendario temporada 71/72ALGECIRAS CLUB DE FÚTBOL 1971/ 72

El Algeciras está en la Liga 1971/ 72 en el Grupo II de Primera Regional. Rige los destinos de la entidad rojiblanca Fernández Calderón. El técnico Hurtado entrena a los Arriaza, Antón, Domingo, Cruz, Bidegain, Julio, Herrero, Tejada, Bernal, Onfala, Salcedo, Juan de Dios, Milán, Rodri, Ramón, Vinuesa, Juan Manuel y Rafaelín.

Con el Algeciras comparten grupo equipos de las provincias de Huelva, Cádiz, Sevilla y Córdoba, por lo que aquella Primera Regional podría equipararse a la Tercera división actual. Los rivales algeciristas fueron en aquella temporada Alcalá, Rota, Coria, La Plata, Ayamonte, Isla Cristina, Écija, San Fernando, Puente Genil, Balón de Cádiz, Puerto Real, Hércules de Cádiz, Jerez Industrial, Chiclana, La Palma, Barbate, Atlético Sanluqueño, Moguer y San Roque de Lepe.


Ases de la Liga: Del Cura.Chicle para Del Cura

En los años 70 y 80 el fútbol abre cauces de difusión y publicidad hasta entonces inexplorados. Un ejemplo claro es este obsequio de los famosos chicles Boomer. El delantero algecireño Juan Gómez del Cura, por entonces integrante del Celta de Vigo en Primera división, aparece en esta imagen cedida a algeciristas.com por Enrique Cervantes. Del Cura (Ver ídolos rojiblancos) escribió con su balompié páginas brillantes en el club gallego y fue tan aclamado por la hinchada viguesa como por la algecireña.


Plantilla 2001-2002. Pulse encima para ver en grande.
Foto oficial de la plantilla 2001/ 02.
Fila Superior de izda. a dcha: Ezequiel (2º Portero), Rafael Tovar, Lucas, Julio César Capretta, Quiñonero, Mariano, Jonás, Antonio Molina, Pablo Sánchez, Noel, King Ferreira y Melgar. Fila Central de izda. a dcha: Cristóbal Torres ‘Tobali’ (2º Entrenador), Andrés Tébar (Entrenador), Bernardo Martín (Presidente), Patricio González (Alcalde); José Lebrija (utillero), Juan Linares. Fila inferior de izda. a dcha: Monsalvete, Sotero, Ismael, Kisko, Aitor Santos, Cabello, Caracol, Tavira, Casasola, Juanlu, May y De la Torre.

ALGECIRAS CLUB DE FÚTBOL 2001/ 02

El Algeciras de la Liga 2001/ 02 hizo sufrir a su afición de lo lindo. Ya venía la entidad de salvar los muebles en la campaña anterior en una eliminatoria de permanencia disputada con éxito frente al Fuenlabrada. El objetivo era la consolidación algecirista, de una vez por todas, en Segunda B. Y se consiguió, pero con un esfuerzo sobrehumano. El Algeciras estuvo descendido a Tercera algunos minutos en el transcurso de la última jornada, en la que el equipo albirrojo derrotó al Écija Balompié (2-1) en el Nuevo Mirador (19-Mayo-2002).

El bloque algecirista comenzó la temporada entrenado por Andrés Tébar. El técnico era ya por entonces un viejo conocido para la hinchada albirroja. En la 1997/ 98 ocupó el banquillo del Hellín Deportivo, frente al que el Algeciras logró un recordado ascenso a 2ªB en el viejo El Mirador. Tébar, además, había dirigido a los rojiblancos en el último tramo de la 2000/ 01, la de la salvación frente al Fuenlabrada. El equipo tenía un muy acentuado carácter defensivo. Estaba claramente configurado con jugadores de mayor a menor solvencia a medida que se analizaba desde la defensa al ataque. Hay datos esclarecedores que apoyan esta afirmación: el martes 2 de abril de 2002, a poco más de dos meses para el final de la Liga, el Algeciras era el equipo de Segunda B, Segunda A y Primera que menos goles había marcado. Diecisiete dianas eran el dato más preocupante de tan pobre balance. En esta fecha, el equipo llevaba 311 minutos sin celebrar un gol. Tébar fue cesado y la directiva fichó al sevillano José Ángel Moreno.

No fue el único sobresalto de la temporada: el delantero Monsalvete se fue a jugar a China, se lesionó Tavira y le contagiaron accidentalmente hepatitis durante una intervención quirúrgica y el brasileño nacionalizado portugués King Ferreira, que era un seguro en la defensa, apenas pudo jugar por culpa de sus constantes problemas musculares. El equipo hubo de ser reforzado en navidades con Andrés Armada y Juan Manuel Pavón, unas incorporaciones que sí dieron resultado.

Las últimas ocho jornadas fueron decisivas para la salvación: El Algeciras ganó en esta recta final a Betis B, Granada y Écija y empató con Mérida, Cartagonova, Dos Hermanas y Real Balompédica Linense. Quedó clasificado en el puesto 14º, con 10 victorias, 14 empates y 14 derrotas que dejaron en el casillero 44 puntos. Marcó 26 goles y encajó 33.

Descendieron Balona (42), Dos Hermanas (40), San Fernando (35) y Coria (30). El Melilla jugó la eliminatoria de permanencia. La última jornada fue de infarto: El Algeciras perdía 0-1 y, con los resultados que se producían en otros campos, estuvo un rato descendido hasta que surgió Armada y marcó los dos goles de la salvación. Mención aparte merece la campaña y el último partido del guardameta José Joaquín Melgar, al que buena parte de la afición señala como auténtico baluarte de la permanencia.


Pulse aquí para ver más grande
Gallego tras un defensa del Motril en 1997

MOTRIL: PENA, PENITA, PENA

Que el fútbol da muchas vueltas es una realidad que no extraña a nadie a estas alturas. El Motril Club de Fútbol ha confirmado su descenso matemático a Tercera a falta de cinco jornadas para el final de la campaña 2002/ 03. El Algeciras visita en la jornada 34ª el Municipal de la localidad granadina. Curiosamente lo hace como líder. En la Liga 1996/ 97 las cosas fueron bien diferentes. Algecireños y motrileños quedaron emparejados como rivales en los dos últimos partidos de la liguilla de ascenso a 2ªB. Y el Motril certificó un salto de categoría vivido en su ciudad con la alegría lógica. El penúltimo choque de la liguilla se jugó en El Mirador el domingo 22 de junio de 1997. El Motril precisaba ganar y lo hizo 0-2. Por el Algeciras jugaron Fito, Paco Ramos (Alexis), Antonio Molina, Acosta, Bumbún, Juanjo, Salva Pro (Israel), Báez, Gallego, Fran Ortega (Rodri) y Cristóbal. Los otros dos equipos en liza por el ascenso fueron Torrijos y Burguillos. Los rojiblancos estuvieron entrenados en esta temporada por el sevillano Federico Martínez Gámez, que fue destituido por la directiva de Bernardo Martín tras el primer partido de una fase que resultó desastrosa. Fernando Gallego (padre) y Antonio Ocaña asumieron una dirección técnica de circunstancias. Gallego dijo a los periodistas tras la conclusión del primer asalto contra el Motril: "El bagaje del Algeciras en la liguilla no ha sido pobre; ha sido nefasto. Hemos hecho el ridículo y yo por lo menos así lo reconozco. Y el primero que lo ha hecho he sido yo". El Algeciras sumó un punto de dieciocho posibles. En el verano siguiente, sin embargo, llegaría el ascenso frente al Hellín.


NO HUBO REYES EN CARRANZA

El Algeciras juega en Carranza el día 5 de enero de 1964. Es la primera temporada del club en Segunda división. Cientos de algecireños se desplazan hasta la capital gaditana para presenciar un Cádiz/ Algeciras que concluyó con victoria amarilla por la mínima. Antes del inicio del choque, los aficionados visitantes llaman al cañonero Pepe Tapia (derecha) y a otro futbolista blanquirrojo para que el incansable Martín les inmortalizara en la grada. Todo ello, junto a un chico de la Cruz Roja que parece inclinarse para no estorbar. Los Reyes Magos de 1964, que ya estaban a estas horas de camino, sólo dejaron carbón en las medias rojas del Algeciras.


Juan Lloret LópezUN PRESIDENTE DE LUJO

Juan Lloret López fue un presidente de lujo para el Algeciras Club de Fútbol. Nacido en la población alicantina de Villajoyosa, este hombre de negocios llegó a nuestra ciudad en 1959. Sin experiencia alguna en el mundo del balompié, Juan Lloret viaja para ver dos Mundiales (Brasil-1958 y Chile-1962). En ambas experiencias aprende todo lo que puede. En la temporada 1961/ 62 se hace con la presidencia albirroja. Nuestro club está en Tercera pero la ciudad, que empieza a crecer con fuerza como hizo a lo largo del siglo XX, demanda algo más. Al final de esta primera Liga con Juan Lloret en el palco, el Algeciras juega para ascender pero se lo impide el Constancia de Inca. La entidad se queda con la miel en los labios. Es entonces cuando surgen la talla y la capacidad de gestión de Juan Lloret, que insiste y en la 1962/ 63 logra ascender al Algeciras a Segunda división por primera vez desde su fundación, en el lejano 1912. En el ¡Oiga!, semanario gráfico de actualidades (nº486 de 2 de julio de 1963), Juan Lloret dice en una entrevista a Juan Carlos Yáñez: "Es básico reunir un millón de pesetas (se refiere a la previsión para la 1963/ 64) y contar con un once que, por lo menos, asegure la permanencia. Lo difícil ya está hecho: subir a Segunda, salir de este pozo con todos los honores". La imagen de Lloret, cómo no, salió de la cámara de Martín.


Málaga-Algeciras entradaUN MÁLAGA-ALGECIRAS EN SEGUNDA

Esta entrada tiene su historia. Corresponde a la temporada 1963/ 64. Una época dorada para el algecirismo porque el equipo se estrenaba en la Segunda división. No existían entonces ni "A" ni "B". Era la categoría de plata, a la que el Algeciras había accedido tras el glorioso gol de Periquito frente al Atlético Baleares en el campo valenciano de Vallejo (19-Junio-1963). El Algeciras ganó al histórico Club Deportivo Málaga en La Rosaleda (2-0) en este choque. El boleto es un buen ejemplo del diseño de las entradas de la época. Dos futbolistas con la indumentaria albiazul de la entidad malaguista se disputan un balón aéreo con un rival que parece vestido del Real Zaragoza, club que vivía en estos tiempos una de sus etapas de mayor brillantez. Al fondo se ve la torre-marcador que tenía La Rosaleda, otro aspecto característico del balompié del siglo XX en los estadios españoles. No hay más que recordar la que daba solera al viejo El Mirador o la que aún conserva Carranza. El campo de La Rosaleda fue sometido a una profunda reforma para albergar partidos del Mundial 1982, disputado en nuestro país.


EL FICHAJE DE QUICO ÁLVAREZ

Fichaje Quico AlvarezEl diario "La Voz de Jaén" en su edición del 23 de octubre de 1998 se pregunta en su página 27 (Sección Deportes): "¿Quico Álvarez al Algeciras?". Efectivamente, Quico Álvarez acabaría siendo técnico rojiblanco. En el texto de la información, Álvarez, responsable por entonces de las categorías inferiores del Real Jaén, mostraba su deseo de entrenar en 2ªB. Y el Algeciras estaba en esa categoría. Lo ocurrido fue que en el verano de 1999 el Algeciras bajó de nuevo a los infiernos de la Tercera, tras las malditas eliminatorias de permanencia con Aurrerá de Vitoria y Caudal de Mieres que conllevaron la triste despedida a El Mirador. Esto no fue impedimento para que Quico Álvarez fichase por el club algecireño en ese mismo verano de 1999 y lo devolviese a la categoría de bronce tras una liguilla con Maracena, Don Benito y Torpedo de Cebolla. La campaña 1999/ 2000, en Tercera, fue brillantísima. El juego de toque y verticalidad impuesto por el técnico jienense encandilaba a la afición algecireña y el dúo atacante Tavira-Batista recogió los frutos en forma de goleada tras goleada en la temporada del estreno del Nuevo Mirador. Su llegada a la ciudad había sido una apuesta por un balompié moderno y muy fresco de ideas, en el que predominaba la búsqueda de la portería contraria con buen trato al balón sobre todo lo demás. Álvarez llegó a llevar al Algeciras al liderato en la temporada siguiente (2000/ 2001), ya en Segunda B. En esta Liga comenzó a sufrir Quico Álvarez la terrible enfermedad que acabó con su vida el 23 de enero de 2002. Su figura, sin embargo, estará inscrita por los tiempos de los tiempos en la historia rojiblanca y en el corazón de afición algecireña.


Equipo 1988/89

En la foto, arriba y de izda. a dcha: Rafa, Pedro Almenara, Elorduy, Juanjo, Curro y Ángel; Abajo, de izda. a dcha: Pablo, Quico, Ocaña, Cabello y Cacheira.

ALGECIRAS CLUB DE FÚTBOL 1988/ 89

Una racha de ascensos consecutivos con Fernando Gallego en el banquillo y Juan Gandiaga en la presidencia lleva al Algeciras CF a competir en el grupo IV de Segunda B en la temporada 1988/ 89. La directiva dispone de un presupuesto modesto y confecciona un equipo con jugadores de la zona. Lo cierto es que el conjunto estaba un poco descompensado porque, pese a que tenía en sus filas a futbolistas de calidad, la mayoría del plantel era demasiado inexperto para una categoría en la que la veteranía es un grado. Gallego fue sustituido por José Antonio Asián, cuya labor no sirvió de revulsivo para evitar el regreso a Tercera. En la última jornada, un Algeciras ya descendido perdió en Gandía (2-0). En este partido colgó las botas Antonio Ocaña. Los algecireños sumaron en la competición 6 victorias, 15 empates y 17 derrotas. Marcaron 28 goles y encajaron 41. Ventisiete puntos y 11 negativos dejaron al equipo en el puesto 18º, sólo por encima de Lorca y Nules. El Almería, 17º, también bajó. Ascendió directo el Levante, al que siguieron en la tabla Ceuta, Atco. Sanluqueño, Villarreal, Eldense, Marbella, Cartagena, Hércules, Gandía, Olímpico, Alcoyano, Torrevieja, Albacete, Balompédica Linense, Melilla y Granada. El domingo 11 de junio de 1989 una derrota en Valencia ante el Levante (3-0) dejaba ya prácticamente sin opciones de salvación al Algeciras. El Algeciras no volvería a la categoría de bronce hasta la Liga 1998/ 99.


ALGECIRAS CLUB DE FÚTBOL 1979/ 80

Este equipo descendió desde 2ªA a 2ªB. El Algeciras empezó entrenado esta Liga por el sevillano José Antonio Viera (actual consejero de Empleo y Desarrollo Tecnológico de la Junta). Un cambio de directiva comenzada la campaña llevó al banquillo a Jaco Zafrani, al que los jugadores acusaron de destrozar físicamente al conjunto. El Algeciras no remontaba y se fichó a Álvaro, el tercer entrenador para una temporada desastrosa. Su llegada fue muy tardía, no hubo tiempo para reaccionar y no se le achacó el descenso. En la jornada 31, el Algeciras cayó derrotado (3-0) frente al Deportivo de La Coruña en Riazor. Era el último clasificado, con siete victorias, ocho empates y dieciséis derrotas. Había marcado 24 goles y recibido 39. Tenía 22 puntos y 8 negativos y la salvación era ya prácticamente imposible. El grupo único de Segunda A estaba liderado por el Valladolid, al que seguían en la tabla bloques como Alavés, Castilla, Murcia, Castellón, Sabadell, Osasuna, Cádiz, Elche, Oviedo, Getafe, Palencia, Recreativo de Huelva, Granada, Celta de Vigo, Racing de Santander, Levante, Deportivo y Tarragona.

Equipo 1979/80

En la foto, arriba y de izda. a dcha: Mina, Juan José, Valencia, Gallego, Trasante y Goyo; Abajo, y de izda. a dcha: Bartolí, Biri, Cabello, Calabuig y Galleguito.


Andrés Mateo paseadoUno de los ascensos más inolvidables

Catorce años tuvo que esperar el Algeciras CF hasta volver a la categoría de plata del fútbol español. El domingo 15 de mayo de 1978 pudo rubricar uno de los ascensos más inolvidables para la afición. Los algecireños estuvieron en la temporada 1977/ 78 en el grupo II de Segunda B, junto a equipos como Almería, Ceuta, Levante, Barcelona Atlético, Gerona, Jerez, Olímpico, Díter Zafra, Racing Portuense o San Andrés. El Algeciras, entrenado por Andrés Mateo, llegó a la jornada 38ª y última en la segunda posición de la tabla con 51 puntos. Aquel año ascendían automáticamente los dos primeros. El Almería era líder con 54 puntos y ya tenía el ascenso en el bolsillo. El Algeciras recibió en el último asalto al Gerona en El Mirador. El Ceuta, tercero, tenía sólo un punto menos que los albirrojos (50) y posibilidades de hacerse con el pasaporte. Pero el Algeciras, en un campo absolutamente abarrotado, no dio opciones y venció 2-0 a los catalanes con goles de Romero y Galleguito. Mateo alineó esa tarde a Nemesio, Herrero, Rivas, Biri, Manolo, Romero, Gallego, Saavedra, Ventura, Galleguito y Julito. También jugaron Asensio y Quindejo. La presidencia algecirista la ocupaban los hermanos Modesto y José Rodríguez, que fueron paseados a hombros por el estadio junto a Andrés Mateo y otros integrantes del club una vez se hubo consumado el ascenso. Las imágenes de alegría tras la victoria aún se recuerdan en el algecirismo como una de las ocasiones históricas tras casi veinte años en categorías inferiores.


Entrada contra el Hellin

¡Pero qué mal lo pasamos!

El 28 de junio de 1998 comienza a escribirse la historia del que probablemente haya sido el ascenso a 2ªB más sufrido por la hinchada algecirista. El equipo, entrenado por Baby y Ocaña, llegó primero a la última jornada de una liguilla de ascenso en la que se había visto las caras con Granada 74, Hellín Deportivo y Mérida Promesas. Bastaba el empate frente al Hellín en El Mirador para dar un salto de categoría que se estaba esperando con mucha paciencia desde la 1988/ 89. Domingo último de Feria Real. El campo, hasta los topes con más de 10.000 personas en las gradas. Malas noticias: en el minuto 34 marca Castellanos para el conjunto manchego. En el 64, Fernando Gallego remata de cabeza a gol (1-1) y se desata la euforia. Poco después, el árbitro suspende el choque y el Hellín se va a los vestuarios alegando que se le han lanzado objetos desde la grada. La Federación ordena jugar los minutos restantes a puerta cerrada el sábado 11 de julio. Demasiado tiempo, mucho sufrimiento. Pero para esperar un premio que mereció la pena. Seis mil aficionados aguardaron en la calle un final agónico, con paradón incluido de Fito a un disparo a bocajarro que el Hellín ya celebraba como gol. El partido terminó 1-1 y se consumó el ascenso. Fue una jornada épica. Sobre el césped de El Mirador estuvieron Fito, Tovar, Gregorio, Raúl Molina, Antonio Molina, Sixto, Álvarez, Fran Ortega, Báez, Gallego, Sotil y Hoyos. Pero hubo más: estuvieron en el mítico estadio un Baby que volvía a escribir otra página histórica del algecirismo y Bernardo Martín, un presidente que veía cumplido el sueño de ver a su equipo en 2ªB tras haber transitado por el desierto de Preferente y Tercera durante toda una década.


Antiguos aficionadosAquellos aficionados antiguos

Para encontrar los primeros vestigios de fútbol en Algeciras hay que remontarse, como en otros lugares de España, a los inicios del siglo XX. El cronista oficial de la ciudad, Cristóbal Delgado, sitúa en la Era de los Torres (donde hasta hace décadas funcionaba el cine Terraza y un cuartel de Transmisiones), los primeros partidos que, al parecer, disputaron ingleses residentes en la localidad que tenían sus villas en esta zona. Es el germen del Algeciras Club de Fútbol, del que hay constancia que dio sus primeros pasos en 1912. Muy pronto, tendría en El Calvario su primer campo de más referencia histórica. El Calvario era de tierra y tenía las gradas de madera. Se situaba en el sector en el que ahora se levantan el ambulatorio y la plaza Menéndez Tolosa y el instituto El Kursaal. Esta imagen pertenece a los primeros representantes de nuestra hinchada, que estuvo acudiendo a El Calvario hasta 1954, el año de la inauguración de El Mirador


Una pasión familiarUna pasión familiar

Seguir los partidos del Algeciras Club de Fútbol en los partidos de casa y fuera ha sido, desde la fundación de la entidad, una pasión que han vivido familias enteras en El Mirador y en los desplazamientos de nuestro equipo. Podríamos mencionar en este apartado muchos casos concretos, pero nos vamos a quedar con una imagen clásica de uno de los fondos del viejo Mirador. Andrés "El niño del bombo" es un ejemplo claro de líder de toda una hinchada familiar. Siempre acompañado por su esposa y sus hijos, Andrés es un incansable forofo que intenta caldear la grada con su bombo, el cual ha llegado a tocar en el Nuevo Mirador con el mítico Manolo el del bombo durante un partido internacional sub-21 entre España y Holanda. En esta foto aparece, junto a Andrés y su familia, Vicente Sevilla, otro fijo de las gradas algeciristas.


Derby en el miradorUn derby algecireño en El Mirador

El Algeciras, que deportivamente había logrado la permanencia en Tercera en la temporada 1992/ 93, se ve abocado a jugar la siguiente campaña en Regional por un exceso de equipos en la primera de estas dos categorías. El diario EUROPA SUR (30-junio-1993) explicaba, en una información firmada por Antonio García, el desenlace triste de un año para olvidar: "La Federación Andaluza envió ayer un telegrama al Algeciras Club de Fútbol en el que se le notificaba que, debido al exceso de equipos que se ha producido en el grupo X, se ve obligada a descenderlo a Regional Preferente. El presidente del club y el alcalde de Algeciras se reunirán mañana con el máximo responsable de la Territorial, Eduardo Herrera, para buscar una solución". Pero la solución no llegó. Estos instantes marcaban uno de los peores momentos de la larga historia rojiblanca. Y, en este túnel, del que no saldría el club hasta junio de 1995, se encontraron los de El Mirador con otra entidad algecireña, la Unión Deportiva Pastores. En la imagen, el delantero algecirista Rafael Platero (hijo del jugador y entrenador del mismo nombre) luce el brazalete de capitán en uno de los duelos de rivalidad local en el viejo estadio. Intenta cortar su avance Manolo "Pistolas", un contundente defensa del conjunto de la barriada y, en último plano, se puede ver a Juan Gandiaga, hijo del que fuera presidente de ambos clubes. El Pastores ha sido en algunos momentos de su trayectoria filial algecirista y en él se retiró el delantero centro Francisco Martínez Caba "Galleguito", mítico goleador del Algeciras de los 70 y 80, poseedor de una depurada técnica y que llegó a formar parte de la plantilla amateur del Real Madrid.